Home / Curiosidades / Ni el león ni la serpiente: este es el animal más peligroso del planeta.

Ni el león ni la serpiente: este es el animal más peligroso del planeta.

 

El animal más peligroso del mundo, según el número de muertes que provoca anualmente, no es el león o la serpiente, sino el mosquito Anopheles, informa el portal GOOD.

Al causar 725.000 fallecimientos al año, este insecto transmisor de la malaria encabeza la lista de animales más mortales, la cual continúa con el ser humano al ser responsable de 475.000 asesinatos. Posteriormente se sitúa el caracol de agua dulce, causante de la esquistosomiasis (110.000 muertes).

El quinto puesto lo ocupa la serpiente (50.000); seguido del perro, causante de la enfermedad de la rabia (40.000); del Trypanosoma cruzi (12.000), responsable de la enfermedad del Chagas; de la mosca tse-tse (9.000), motivadora de la enfermedad del sueño, y de la tenia (2.000).

A continuación en la lista de animales más mortales se sitúan el cocodrilo (1.000), el hipopótamo (500) y el elefante (100), quien empata con el león. El lobo y el tiburón ocupan los últimos puestos.

 

El Anopheles posee un importante instinto antropófago, es decir, el ser humano es su principal fuente de nutrición. La idea de los científicos es producir en el laboratorio una gran cantidad de mosquitos macho sexualmente estériles para luego liberarlos en una zona concreta.

La complicación de toda esta historia la aporta, como casi siempre, el universo femenino. El afán último de los científicos es que éstos machos, pese a ser estériles, conserven todo su “atractivo” para que las hembras elijan aparearse con ellos y no noten que hay gato encerrado. Y es que las hembras de Anopheles también cuentan con una notable peculiaridad: se aparean una vez en la vida. No es de extrañar que resulten exigentes a la hora de elegir compañero. Si éste ha sido esterilizado, ninguno de los cientos de huevos que ponga la hembra prosperará.

La forma de transportarlos y su liberación son dos de las cuestiones que más preocupan a los científicos. La posibilidad de tener una generación de ‘super Anopheles’ resistentes a la radiación deambulando por mesetas africanas no es muy alentadora. Por eso han decidido poner a prueba la viabilidad de este sistema de esterilización a orillas del río Nilo, cuna de las grandes civilizaciones de la historia y una de las zonas en las que se registran mayores niveles de transmisión de malaria.

mosquito

 

Close