Home / Uncategorized / Maicena en el zapato y en tus senos? Suena raro pero es uno de 15 remedios caseros geniales

Maicena en el zapato y en tus senos? Suena raro pero es uno de 15 remedios caseros geniales

Si te digo maicena seguramente lo primero en lo que piensas es en su uso culinario, ya sea en un rico pastel o unas suaves galletitas. Pero ésta es mucho más que un ingrediente sustituto de la harina en la cocina, la maicena también es un producto de limpieza, ¿lo sabías? Por eso hoy te mostramos 15 usos de la maicena en el hogar que te sorprenderán.

Aunque no todo el mundo tenga maicena en su despensa, esta es tan versátil que lo mejor es que compres un paquete hoy mismo. Aquí tienes 15 maneras de usarla:

1.) Para las quemaduras solares.

Si mezclas maicena con agua y te lo pones sobre las quemaduras, el dolor se aliviará mucho. También alivia las picaduras de insectos.
2.) Pisos ruidosos.

Si tu piso hace ruido (sobre todo los de parqué), puedes esparcir un poco de maicena sobre la zona ruidosa y luego barrer. La maicena rellenará los huecos causantes del ruido.

3.) ¡Pintura de dedos!

Con maicena, agua y colorante alimenticio puedes hacer una sencilla pintura de dedos para tus pequeños. Vierte la mezcla en pequeños recipientes y luego añade un poco de colorante alimenticio. ¡Esta pintura no hará daño ni a tus niños ni a tus paredes!

4.) Huevos revueltos:

Si mezclas un poco de maicena con tus huevos revueltos, estos quedarán especialmente esponjosos y ricos.
Flickr – avlxyz

5.) Desodorante:

Si te echas maicena en las axilas, esta acabará con la humedad y el mal olor.

6.) Quita manchas:

¿Tienes una alfombra con manchas de aceite? Échale un poco de maicena y déjala reposar durante 20 minutos. Después, pasa la aspiradora por encima.

7.) Manchas en cuero:

Lo mismo se aplica para el cuero: si este tiene alguna mancha de aceite, deja un poco de maicena reposar sobre esta durante una noche. A la mañana siguiente, retírala con una toallita húmeda y ¡la mancha habrá desaparecido!

8.) Suave como el culito de un bebé:

Un toque de maicena en el agua de tu baño alivia incluso la piel más delicada.

9.) Grasa en el cabello:

Si tu pelo tiene hoy más grasa que nunca y no te da tiempo a ducharte, la maicena es un estupendo champú seco. Échalo sobre tu cuero cabelludo y date un masaje. Péinate el cabello siempre después. ¡Esto también puedes hacérselo a tu mascota!

10.) Ventanas limpias:

Si echas una cucharada de maicena en tu cubo para limpiar ventanas, estas quedarán limpias sin rayones. La maicena es un limpiador muy delicado.

11.) Espesante de salsas:

El uso más conocido: la maicena es estupenda para espesar salsas en la cocina.

12.) Limpiar tu plata:

Una fina mezcla de maicena y agua es un genial pulidor natural para plata.

13.) Libros mohosos:

Los libros antiguos son un placer, pero los mohosos no lo son tanto. Espolvorea un poco de maicena sobre ellos y déjala reposar. Un poco después, puedes sacudirla o pasar un cepillo y el olor debería ser mucho más agradable.

14.) Almidón de ropa

Mezcla una cucharada de maicena con agua sobre el fuego. Luego añade una cucharadita de vinagre y, si quieres, unas gotas de aceite esencial. Esto es un spray genial para almidonar tu ropa.

15.) Malos olores:

Los zapatos apestosos han encontrado su horma. Echa un poco de maicena dentro y vacíalos a la mañana siguiente. El olor se habrá marchado.

Siempre es bueno aprender unos cuantos trucos nuevos. Esta es una alternativa fantástica a esos productos químicos de limpieza. Comparte estos trucos con tus amigos amantes de lo natural.

Close